martes, 20 de julio de 2010

Whatever comes I'll be ok



    Imaginaros que se pudiese saber que pasará en el futuro. Todo sería demasiado aburrido... al menos para mi. Saber cuando empezarás a trabajar, cuando terminarás de estudiar, saber tus notas meses antes, saber cuando morirás, saber si te han hecho una fiesta "sorpresa" para tu cumpleaños, saber que te regalarán en navidades y un largo etc. Tendríamos que enfrentarnos a las cosas que más nos molestan o inquietan sin poder hacer nada por que  ya estarían predeterminadas. También sabríamos las cosas buenas que pasarían pero, al saberlas ya, no sentiríamos lo mismo cuando ocurriesen. La gente se empeña en averiguar ese tipo de cosas, pensar en que pasará y eso es por lo que muchas veces no disfrutamos de las pequeñas cosas del día a día, solo esperamos algo que ocurrirá en unos días, semanas, meses o años. 

     ¿Yo? Me preocupo del futuro en cierta medida, intento fijarme unas metas y tener un poco claro lo que haré en MI vida. El resto, no me importa. Disfruto de esas pequeñas cosas que a muchas personas le parecen insignificantes y afronto lo que  viene como puedo :)
      La ignorancia da la felicidad ^^

Y recordad: El envase del yogur va a la papelera y la cuchara al fregadero, no al revés


Pasadlo bien!! :)


S.Bones



1 comentarios:

Carlos dijo...

El destino no esta escrito, tu eres quien lo va construyendo.

que no me oiga un adivino.... XD

Publicar un comentario